Falta otro en el barrio Una charla con Leonard Rentería

Texto: Felipe Marroquín
ilustración: Ángel Balanta

Vivir en el extremo de la indignación. Respirar el oxidado aire de la zozobra. Estar dispuesto a denunciar que la comodidad de los otros es a costa de la opresión suya y de su gente. Levantar la voz en el puerto de Buenaventura es un acto de coraje y resistencia.

Ofelia

Texto: Paula Vásquez
ilustración: Fernanda Otálvaro

La abuela como figura tutelar. La abuela como luz y látigo. ¿Cómo se tramitan los reclamos luego de que la matriarca ha muerto? En la siguiente historia, la autora concilia sus emociones entre lo que fue y lo que ha quedado.

Estaciones bogotanas de un largo viaje a pie

Texto: Javier Morales Cifuentes
ilustración: Maria José Porras Sepúlveda

Tantos venezolanos han huido de su país que ya son paisaje en carreteras y ciudades colombianas. La solidaridad es la cuota mínima de humanidad y en la entrada norte de Bogotá no falta gente que dé la mano.

El lugar de las mujeres

Texto: Carolina Gómez Aguilar
ilustración: Ema Villalba

El feminismo nos ha permitido reconocernos en lo bueno y lo malo, en las capacidades que tenemos y en lo vulnerables que estamos en la mayoría de los contextos. Pero, ¿cuándo dejaremos de ser víctimas en espacios académicos y laborales?

Calma y odio, vía Twitter

Texto: Juliana Cardona
ilustración: Maria José Porras Sepúlveda

Cada vez que alguien se expresa en redes sociales a favor o en contra de las fuerzas políticas que controlan nuestro país, recibe una cascada de reacciones virulentas que solo revelan el veneno que habita en esta sociedad.

La culpa es del mundo

Texto: Paula Vásquez
ilustración: Angelica Jhoana Correa Osorio

En Colombia producimos 12 millones de toneladas de basura al año. Y lo que reciclamos no supera el 11% de ese tonelaje.

Tiros en la pierna de un bailarín

Texto: Juan Miguel Álvarez
ilustración: Daniela Hernández

Una alta dósis de motivación personal, un hondo sentido de la dignidad, la determinación de ayudar a los demás como camino de vida propia. Esta es la historia de un joven chocoano que viene formando niños como bailarines en uno de los barrios más pobres del país.

La conjetura de Fayad

Texto: Camilo Alzate
ilustración: Maria José Porras Sepúlveda

La región cafetera es fundamental en la historia de la insurgencia en Colombia. Sus montañas, hoy bastión del conservadurismo político y cultural, vieron nacer un sinnúmero de movimientos guerrilleros. ¿Coincidencia?

La violencia que nos une

Texto: Martín Franco Vélez
Ilustración: Opert_ser

A Luis López Peralta lo mataron el 22 de febrero de 1997 en Barrancas, un pequeño municipio de la Guajira. Ese día, poco después de las nueve de la mañana, López entró a la oficina que había construido en un hotel de su propiedad y, mientras bromeaba con una de sus hijas y sacaba plata para comprarle ropa interior a una conocida que había madrugado a ofrecérselas, entró un sicario portando una pistola en la mano. López tenía la vista clavada en el cajón donde guardaba el dinero y por eso no lo vio, así que lo último que escuchó, quizás, fue la advertencia de su hija («papi, ¡te matan!»), y luego el sonido seco de un disparo que le entró por el lado izquierdo, a la altura del cuello.