Tierra Herida

Fabio Cuttica

Tierra Herida

Tierra Herida es un proyecto en curso que documenta el impacto y las consecuencias del conflicto armado de Colombia en su población civil; un conflicto que parece no tener fin, a pesar de los esfuerzos por alcanzar la paz.

Se pensó que el año 2016 sería recordado en la historia de Colombia como el año que puso fin a una guerra entre los rebeldes de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) y el Estado; una guerra que azotó al país durante más de medio siglo. Desafortunadamente hoy el conflicto ha encontrado aparentemente  su camino para quedarse.

Según un informe del Centro Nacional de Memoria Histórica, el  largo conflicto  costó la vida a unos 218.000 colombianos (el 81% eran civiles); desplazó a más de 7 millones y dejó alrededor de  mas de 50.000 desaparecidos. Definido por algunos expertos como un conflicto de “baja intensidad”, se concentra en el territorio rural, pues el control de la tierra y sus recursos son el principal objeto de disputa entre varios actores, como guerrillas, grupos paramilitares, políticos, agentes del Estado, narcotraficantes y  multinacionales .

¿Por qué Tierra Herida?

Colombia es un lugar importante para mí. Nací en Italia pero me crié en este país hasta los 13 años edad,  es un lugar que siempre he llamado «hogar».

Luego de veinte años de ausencia, regresé en 2005 para confirmar mis recuerdos de infancia, pero también para narrar a través de  lo que se había convertido en mi profesión  (la fotografía) un  conflicto del que poco sabía pero que deseaba entender más a fondo.

Hoy Colombia es un país  profundamente herido, con muchas  cicatrices  que se remontan  atrás en el tiempo. Un  conflicto que  hereda tensiones sociales, culturales, políticas y económicas del pasado, donde la violencia (ayer como hoy) era el único medio de acción política conocido por ser efectivo, naturalizándolo como parte de la vida cotidiana, parte de la identidad colombiana. Siento , cada día más , que necesitamos reflexionar sobre nuestra historia, si deseamos sanar colectivamente. La llegada de mi hija Amalia (2015), me hizo pensar en un testimonio  para ella,  ya que es parte de la primera generación que crece en una era de promesa de paz, y donde la guerra resulta ser un referente histórico desde donde imaginar otra nación posible.

Tierra Herida quiere ser un testimonio, una narrativa que va más allá de la lectura común del país y el estigma de ser ‘simplemente violento’, y apunta a mostrar las múltiples dimensiones del conflicto para captar su complejidad desde diferentes ángulos: el fuerte historial de insurgencia; la resistencia a la violencia de múltiples actores; el reconocimiento del daño y sus víctimas; y la incesante y necesaria búsqueda de la verdad.

Según un informe del Centro Nacional de Memoria Histórica, el  largo conflicto  costó la vida a unos 218.000 colombianos ”.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter

Lo más leido

Shopping Basket