ÁNGELA PONCE

PERÚ

Victor Galeano

CHILE

María Magdalena Arréllaga

BRASIL

FEDERICO RÍOS

COLOMBIA

¿Cómo se ve el cambio climático? Explora esta cobertura fotográfica sobre algunas de sus formas en cuatro países de Latinoamérica (Perú, Brasil, Chile y Colombia).

CONTIENE AUDIO Y VIDEOS

Durante años hemos relacionado cambio climático con el aumento de la temperatura de la Tierra. Sin embargo, es mucho más que eso.
En síntesis: la grave e impactante disminución de la biodiversidad del planeta, que es también la disminución, cada vez más acelerada, de las esperanzas de vida en la Tierra.
100 empresas productoras de combustibles fósiles son responsables del 71% de las emisiones de gases de efecto invernadero del mundo, desde 1988 hasta 2015. Actualmente, las concentraciones de gases de efecto invernadero están en su nivel más alto registrado en 2 millones de años.
En los últimos 50 años, el clima mundial se ha alterado debido a las actividades humanas, en especial por el consumo de combustibles fósiles, que han liberado tanto CO2 y otros gases de efecto invernadero, que han alterado las capas inferiores de la atmósfera.
La temperatura de la Tierra es ahora 1,1°C más elevada que a finales del siglo XIX. Y la última década (2011-2020) ha sido la temporada más cálida registrada hasta ahora en la Historia.
La temperatura de la Tierra es ahora 1,1°C más elevada que a finales del siglo XIX. Y la última década (2011-2020) ha sido la temporada más cálida registrada hasta ahora en la Historia.
En 2020, más del 80 % del océano experimentó al menos una ola de calor marina (MHW), que ocasionó afectaciones en el ecosistema marino, y a las comunidades que dependen de ella. Otro de los efectos del aumento de la concentración de CO2 es la acidificación del océano, también pone en riesgo el ecosistema y la seguridad alimentaria y el sustento económico de comunidades a nivel global.
El aumento del nivel del mar y sucesos meteorológicos cada vez más intensos, por ejemplo, ponen en riesgo a más de la mitad de la población mundial que vive a menos de 60 km del mar. También se estima que finalizando el siglo XXI, el cambio climático aumente la frecuencia y la intensidad de sequías a nivel mundial.
En 2020, una sequía azotó gravemente zonas de Suramérica. Las más afectadas fueron el norte de Argentina, Paraguay y las zonas fronterizas occidentales de Brasil.
En las últimas tres décadas, el deshielo glacial alcanza los 335.000 millones de toneladas anuales (lo que supone el 30% del ritmo actual de crecimiento oceánico). Las temperaturas del aire en la superficie del Ártico se han elevado al menos dos veces más rápido que la media mundial desde mediados de los 80’.
Posterior a esto, el manto de hielo antártico ha mostrado una intensa tendencia a la pérdida de masa. Y desde el 2010 se han registrado ocho de los diez años más negativos de pérdida de masa de los glaciares.
Las personas refugiadas, inmigrantes, mujeres, desplazadas internas, racializadas, y empobrecidas, comúnmente se encuentran entre las comunidades más vulnerables a los peligros relacionados con el clima y el cambio climático. En la última década (2010-2019), eventos relacionados con el clima como tormentas y sequías, provocaron un promedio de alrededor de 23,1 millones de desplazamientos de personas cada año.
En la pandemia de COVID-19 en el 2020, más de 50 millones de personas se vieron doblemente afectadas por desastres relacionados con el clima (inundaciones, sequías y tormentas). Y se prevé que entre 2030 y 2050 el cambio climático provoque 250.000 muertes al año por golpes de calor, malnutrición, malaria y diarrea.
El aumento de la inseguridad alimentaria a nivel mundial se debe, además de los conflictos y la desaceleración económica, a la variabilidad climática y los fenómenos meteorológicos extremos.
El aumento de temperaturas y la variabilidad de las lluvias ponen en riesgo la producción de alimentos básicos, en especial en las regiones más pobres, por lo que se prevé el aumento de la prevalencia de malnutrición y desnutrición, que actualmente causan 3,1 millones de defunciones cada año. Además, se estima que la inseguridad alimentaria empeore para 2030.
Dirección – Victor Galeano Producción ejecutiva – Laura Sofía Mejía López Producción de campo – Johanna Salazar / Nathaly Hurtado Fotografía – Ángela Ponce / María Magdalena Arréllaga Victor Galeano / Federico Rios Escobar Diseño – Sebastián López Programación web – Steven Hernández Rastreo de datos y verificación – Natalia Barriga Estrategia de comunicación digital – Angie Salazar /  Natalia Barriga María Fernanda Corredor Un proyecto de Baudó Agencia Pública Copyright Todos los derechos reservados Ⓒ

Si este contenido te pareció valioso y deseas apoyar
futuras coberturas conviértete en Navegante.