LA HERIDA DEL HOMBRE

+++

Mi padre asegura haber sido atacado por el diablo. 

+++ 

El encuentro entre mi padre y el diablo repercutió de manera simbólica en su historia personal a futuro; ya que décadas más tarde fue víctima de varios accidentes automovilísticos y laborales, así como de un cáncer al pene que lo dejó con su miembro mutilado. 

Reproducir vídeo

+++ 

Soy hijo de la herencia masculina cargada de cicatrices, miedo y violencia.

+++ 

Las circunstancias nos trasladan a junto mi hijo y a su madre a uno de los lugares más lluviosos y fríos en el sur de Chile. Nos encerramos los tres en una pequeña cabaña y con el tiempo surge la necesidad de encarar “eso” a lo que mi padre –a su manera- se había enfrentado alguna vez en un espacio geográfico similar.

+++ 

La figura del diablo estaba presente en todo: en los recuerdos; en la familia que no era capaz de sostener; en la castración de mi padre y sus consecuencias simbólicas; en el sinsentido de despertar cada día; en la ambivalencia de la naturaleza que me destruía de manera emocional y psicológica; pero por sobre todo en mí y en mis actos.

+++ 

 

Proyecto anterior

Proyecto siguiente